viernes, 14 de mayo de 2010

mis animes favoritos (tomo I)

Ninguna serie de animación —ni siquiera Los Simpson— despierta tanta pasión como los animes japoneses, de todas las épocas, de todas las temáticas. Pienso, al igual que toda mi generación, que los mejores animes son los de mi infancia, los transmitidos en el Perú entre las décadas de 1970 y 1980, muchos de ellos dibujados en blanco y negro. Si bien existen muchas clasificaciones de anime como el Mecha, Mahō shōjo, Gekiga, Kemono, Spokon, Hentai, etc., he optado por separarlos en dos grupos: A) Animes sin continuidad, es decir aquellos que si bien tienen una unidad temática en todos sus episodios, tienen un final independiente unos de otros, B) Animes novelados, es decir que cada episodio está concatenado con el siguiente, misma estructura de la telenovela. Dejando para un post futuro a los del grupo B, pasaré revista a los del grupo A en este top-ten —reitero personal— conforme me marcaron a tan temprana edad.

10. LOS TRES ESPACIALES (Wondā 3) Creado por Osamu Tesuka (1928-1989), conocido como ‘el dios del manga’. Consta de 52 episodios producidos entre 1965 y 1966. Trata sobre tres extraterrestres que llegan a la Tierra con la misión de evaluar a la humanidad teniendo dos alternativas: a) si los humanos son una raza bélica, deben destruir su planeta, y b) si son bienhechores, los deben ayudar a desarrollar su ciencia. Para pasar piola entre los humanos, los tres toman forma de animales: Ronny la coneja, Bonny el caballo y Zero el patito, utilizando una llanta voladora como medio de transporte. Sus identidades son descubiertas por Randy, un niño, y su hermano mayor, el agente P-77 de una organización internacional; ambos convencen al trío en ayudarlos a combatir a los criminales. Transmitido en el Perú por Panamericana TV, su tema introductorio era: “Tres seres del espacio, llegaron a cumplir una misión, tomaron la forma de un caballo, de un conejito y un patito”.      

09. ASTROBOY / EL AS DEL ESPACIO Dos de los primeros animes, ambos transmitidos por América TV en la época de los milicos. Astroboy (Tetsuwan Atomu), basado en el manga de Osamu Tesuka, fue el primero de todos. Dirigido por Rintaro (Hayashi Shigeyuki), sus primeras temporadas de 1963 a 1966 en B/N constan de 193 episodios. La trama es similar a Pinocchio. El doctor Temma crea un robot con sentimientos humanos y cuerpo de niño, diseñado a imagen y semejanza del hijo del científico que murió en un accidente de tránsito. Astroboy posee, además, vista de rayos X, súper oído, cohetes en sus botas y brazos y cien mil caballos de potencia, a lo que se agrega la posibilidad de disparar dos pequeñas armas instaladas en su trasero. Posteriormente se realizaron dos temporadas a color (1980 y 2003) y en 2010 una película homónima made in USA. El As del Espacio (Uchū Ēsu) es una creación de Tatsuo Yoshida. Costa de 52 episodios en B/N hechos entre 1965 y 1966. Consiste en que un niño alienígena —algo subidito de peso— llega a la Tierra perseguido por criaturas espaciales y es acogido por un científico, el doctor Escobilla y su hija Sarita, quien luego se convertiría en su amor platónico. El As posee el poder de hacer con su mano aros de plata, los cuales arroja contra los malosos y le sirven a la vez como medio de transporte. Impedido de ingerir comida terrestre, come una especie de gomas de mascar preparadas por el doctor Escobilla. En el capítulo final, se enfrenta en una batalla intergaláctica contra los villanos del planeta Orión y al ganar puede retornar a su planeta en la galaxia Andrómeda.

08. EL PRÍNCIPE PLANETA (Yusei Shonen Papi) 52 episodios en B/N, hechos en 1965. Mezcla de Astroboy con Los tres espaciales. El Príncipe Planeta es enviado a la Tierra desde el planeta Radión para investigar si los humanos podemos formar parte de la «Unión Galáctica de los Mundos», un grupo forjador del orden, la paz y el desarrollo en el universo. Posee una inteligencia 300 veces superior a la de cualquier ser humano y necesita de energía por lo que carga con un medallón nuclear que, entre otras propiedades, lo convierte en un niño terrícola que toma el nombre de Bobby. En la Tierra, entabla amistad con una niña llamada Estrellita y su padre, un científico, quienes disponen de un anillo para comunicarse con él cada vez que se encuentran en peligro. Sus enemigos son Capirote (el genio malévolo de Marte) y Krag (el amo de la miseria). Al Príncipe le borraron todos los recuerdos afectivos de su planeta natal para que pueda cumplir su misión. En muchos episodios el pobre termina llorando cuando emerge algún recuerdo de su madre. La serie se difundió por América TV. Tras la introducción instrumental seguía una locución que decía: “El Príncipe Planeta. Acompañémosle en su lucha contra la maldad por los mundos, en la Tierra y el Espacio”.

07. MAZINGER Z (majingā zetto) Creado por Go Nagai, comenzó como manga y luego se convirtió en anime. Consta de 92 episodios producidos entre 1972 y 1974. Se transmitió por Panamericana TV en la década de 1980. La trama principia cuando el Dr. Hell y el Dr. Kabuto encuentran una serie de robots gigantes, construidos por una antigua civilización del Egeo de tecnología muy avanzada. El Dr. Hell, movido por la ambición de conquistar el mundo, se convierte en enemigo mortal del Dr. Kabuto, quien encuentra en la falda del monte Fujiyama un nuevo mineral, el japonium, capaz de soportar temperaturas de hasta seis mil grados Cº y con el que creará a Mazinger Z, un robot poderoso, capaz de enfrentarse a los armatostes al servicio del Dr. Hell. El andrógino Barón Asher —mitad hombre, mitad mujer— asesina al Dr. Kabuto, pero éste, antes de fallecer, le confía a su nieto, Koji Kobuto, los malvados planes de su adversario y le da a conocer a Mazinger Z, una máquina que él mismo manipulará, introduciéndose en su cavidad encefálica. En su lucha contra el mal se le unirá el Dr. Yumi, creador de Afrodita A —un robot piloteado por su hija, Sayaka Yumi— que tenía la particularidad de contar con senos que explotaban como misiles. Entre Koji y Sayaka se genera un relación de amor-odio pues él es orgulloso y machista y ella celosa y de fuerte temperamento por lo que sólo al final de le serie se concreta una relación entre ambos.

06. EL HOMBRE DE ACERO (Tetsujin 28-gō) Basado en el manga de Mitsuteru Yokoyama, consta de 83 episodios en B/N dirigidos por Yonehiko Watanabe, entre 1963 y 1965. La serie está ambientada en el año 2000. Un científico es asesinado por unos malhechores que quieren apropiarse del robot gigante que acaba de inventar, pero el joven hijo del científico, un niño de doce años llamado Carlos Centella —vestido invariablemente con short, corbata y saco a cuadros— consigue escapar y él será quien de ahora en adelante manipulará el gigantesco robot a través de un control remoto en forma de joystick, haciéndolo volar gracias a las dos turbinas que lleva en la espalda. Poseedor de una fuerza insuperable, la masa de hojalata —no me lo nieguen— transmitía ‘vida’ a través de su mirada aparentemente inanimada que emergía de una especie de yelmo con nariz puntiaguda. Otro platillo fuerte eran las peripecias del joven Centella, capaz de pilotear contra sus enemigos. El Hombre de Acero fue un anime innovador para su tiempo, siendo el primero en mostrar movimientos de cámara y animaciones bien detalladas. En Estados Unidos se estrenó con el nombre de Gigantor y se convirtió en un éxito. Se transmitió en el Perú por América TV, el canal que pasaba la mayoría de animes en B/N.  

05. SOMBRITA (Boken Shonen Shadar) Uno de los animes más tétricos y bizarros. Las aventuras eran literalmente para cagarse de miedo, pero era imposible que uno se despegara de la pantalla. Data de 1967 y se rodaron 26 episodios en color. Sombrita es un justiciero que tiene la habilidad de crear copias o sombras de sí mismo con los que confunde a sus enemigos. Posee, además, una daga que se convierte en una espada que lanza rayos luminosos de su empuñadura. Los villanos eran las fuerzas del mal, lideradas por un ser demoníaco llamado Goster. El capítulo que me dejó traumatizado —hasta ahora— fue aquel que Sombrita emprende viaje a la tierra de los muertos en busca de su madre, resultando que al final una figura diabólica había tomado su forma, manifestándose a través de los cabellos que cubren el cerebelo de la mujer. Transmitido en las tardes  por Panamericana TV en el segundo lustro de la década de 1970, la serie, al igual que Fantasmagórico, carecía de presentación, un locutor decía ‘a secas’ el título del episodio.            

04. LUPIN III (Rupan Sansei) Anime que jamás se estrenó en el Perú. Pude disfrutar de ella gracias a Locomotion, canal especializado en animación para adultos y que un aciago día de 1999 Telefónica sacó del cable arguyendo que ‘malformaba la mente de los niños’ —“¡hijos de puta!”, como diría Stan de South Park cada vez que mataban a Kenny—. Basada en el manga de Monkey Punch (Kazuhiko Kato), se realizó entre 1971 y 1972 por dos grandes de la animación ponja: Hayao Miyazaki y Isao Takahata. Entre 1977 y 1980 se realizó una segunda versión a cargo de Hideo Nishimaki y la tercera —que es la que creo haber visto— constó de 50 episodios realizados entre 1984 y 1985. Lupin III es el nieto de Arsenio Lupin (creación de Maurice Leblanc) y como su abuelo es el ladrón de guante blanco más prestigioso del planeta, un antihéroe cuya debilidad es Vanessa, una bellísima seductora quien al final siempre lo traiciona y él, embobado, la perdona. El primer largometraje del venerado Miyazaki —llamado el Walt Disney del Oriente— es justamente El Castillo de Cagliostro (Kariosutoro no shiro) con Lupin III de la cual Steven Spielberg dijo alguna vez: “es una de las mejores películas de aventuras de todos los tiempos”.                  

03. EL HOMBRE PAR (Pāman) Creado por Fujiko F. Fujio y consta de 55 episodios en B/N producidos entre 1967 y 1968. Es el anime favorito de muchos cuarentones, debido en gran parte porque amenizaba las aventuras de la pandilla de justicieros con situaciones humorísticas. La serie fue la primera en darnos a conocer a los infantes de esta parte del continente los usos y costumbres de la sociedad japonesa, tanto en formas de vestimenta, saludos e ingestión de alimentos. La trama narra las peripecias de un grupo de chiquillos que recibe de un misterioso súper héroe un casco que les otorga poderes y un kit de productos que contiene, entre otras cosas, un robot que toma la figura de quien le presiona el botón negro en su nariz, convirtiéndose en un clon (de ahí el nombre del anime) que los puede reemplazar cada vez que el escuadrón parte para combatir a los villanos. El asunto es que Mitsuo, el joven protagonista de la serie, utiliza el robot para que lo suplante en tediosas obligaciones como asistir al colegio, hacer las tareas, ayudar en casa, etc. y el bien raskinball-z (de ahí que provocara tanta admiración y envidia entre los ociosos). Transmitido por Panamericana que, como veremos, acapara los mejores animes de la lista.

02. FANTASMAGÓRICO (Ogon Bat) 50 episodios a color entre 1965 y 1966. Sólo los japoneses nos podían ofrecer un superhéroe con pinta diabólica. Fantasmagórico era un ser de ultratumba, un esqueleto que tenía la particularidad de volar provisto de una capa a lo conde Drácula. No hablaba, pero lanzaba una risotada espeluznante capaz de erizarle los pelos a cualquiera. El primer episodio cuenta que se trata de un príncipe de Atlantis, hallado por una expedición científica, el cual es resucitado al echarle unas gotas de agua en el pecho. El doctor Zero es el villano de la historia, un ser de cuatro ojos de diferentes tonalidades y se anunciaba con el grito de: “¡Zerooo!”. Gorgo era su lugarteniente, un sujeto esmirriado cuyo peinado le cubría un ojo. Los buenos eran conformados por el doctor Steel, su hijo Terry y una niña llamada Mary que era la única que tenía la facultad de poder invocar al héroe, arrodillada como si fuera a rezar, con estas palabras: “¡Fantasmagórico, por favor, ayúdanos!” De inmediato aparecía un murciélago dorado preludio de la presencia del esqueleto provisto de una vara filosa que tenía la particularidad de emitir rayos y abrir la superficie de la tierra si se clavaba en el suelo. Transmitida por Panamericana en el segundo lustro de 1970.

01. METEORO (Mach Go Go) Basado en el manga de Tatsuo Yoshida, el anime realizado entre 1967 y 1968 por Hiroshi Sasagawa consta de 52 episodios. Meteoro —Go Mifune en Japón (en tributo al actor Toshiro Mifune) o Speed Racer en Estados Unidos— es un piloto que maneja un auto de carreras portentoso, el Mach 5, creado y diseñado por Pops, su malgeniado progenitor. El vehículo tiene la particularidad de contar con algunos accesorios que le permiten saltar, convertirse en submarino, lanzar palomas mensajeras, etc. Lo acompañan en sus aventuras, su enamorada Trixie —un cuerazo—, su hermano menor Chispita y Chito el chimpancé, quienes siempre se las arreglan para colarse en la cajuela del Mach 5, el mecánico Bujía y también el Enmascarado, el personaje oscuro de la serie, quien no es otro que Rex, el hermano mayor de Meteoro que se fugó de casa luego de pelear con su padre (y en cada episodio una voz en off nos recordaba este pleito familiar). Meteoro es un anime propio de su época, el héroe se enfrenta con espías y villanos en medio de intrigas internacionales. Siempre morían infinidad de personas. Trasmitida por Panamericana en la década de 1970, su cortina musical —una de las mejores del anime— era acompañada por la locución del peruano Aníbal Mancilla: “Velocidad, suspenso, peligro, en las aventuras de Meteoro. ¿Qué peligros amenazarán hoy a Meteoro? Recorra el mundo con Meteoro y su poderoso Mach 5. Viva la audacia y la emoción de otra aventura internacional de... ¡Meteoro!”   

3 comentarios:

Leandro dijo...

Buena lista. Son algo viejos para que los conozca (pues salieron antes de que naciera), pero dicen que son buenos.

jocker183 dijo...

excelente,tus comentarios son extraordinarios fueron programas que nos maravillaron a los de nuestra época ojala y alguien los volviera a repetir.

SafiroEsmeralda dijo...

Ojalá pueda verse una reseña de La Princesa Caballero y su imagen como Princesa y como Caballero Vengador junto a su angelito guardián.