viernes, 7 de mayo de 2010

sobre u. de chile-alianza lima y otros arbitrajes polémicos

A todo hincha le duele la eliminación de su club. A mí me duele cuando Alianza pierde o no campeona, más aún cuando es eliminado con injusticia. Sé muy bien que mi corazón grone va a impedir que sea objetivo e imparcial, pero igual esbozo unos apuntes de lo que me dejó el partido en Santiago frente a la Universidad de Chile.

01. LOS ÁRBITROS NO RESPETAN A PERÚ Desde que el uruguayo Ángel Eduardo Pazos anuló el gol de ‘Kilo’ Lobatón frente a Argentina en el preolímpico de 1964 (desencadenando de paso los desmanes en el estadio Nacional que dejaron 320 muertos), pasando por el infame Chechelev (soviético nacionalizado venezolano) que anuló el gol de Alberto Gallardo contra Bolivia en las eliminatorias de 1969, a ejemplos más recientes como el ‘paragua’ Amarilla (chochera de Nicolás Leoz) y del ‘boliche’ Ortubé (el mayor hijoputa), han demostrado que los árbitros toman en cuenta el peso de las camisetas a la hora de favorecer con sus decisiones y lamentablemente el peso del Perú es uno de los más livianos a nivel internacional. Si la U. de Chile hubiera tenido al frente al Boca, Corinthians o el Olimpia, Carlos Vera no habría cambiado de decisión.

02. VERA ARRUGÓ POR LA PRESIÓN No creo que el árbitro ecuatoriano —a contracorriente de la opinión de la prensa nacional— haya tenido una intención alevosa de perjudicar a Alianza. Si el ‘mono’ hubiera estado comprado, digitado o sintiera aversión por lo peruano, lo habría demostrado desde el principio anulando el primer gol de Fernández, en el minuto 24 que fue bastante polémico. Centro de Aguirre, testazo del trujillano, la pelota parece introducirse en el arco antes del despeje del golero Pinto pero… ¿realmente ingresó en su totalidad? La jugada es tan rápida que genera dudas. Si Vera anulaba la conquista, se habrían producido algunos reclamos, no obstante el partido habría seguido su transcurso. La prensa diría que fue un yerro comprensible y no lo habrían lapidado. El ecuatoriano se mantuvo en sus trece como debió hacerlo también al final cuando tomó una decisión y luego la revocó por presión de los chilenos. Seguro pesó sobre su conciencia el primer gol aliancista y aplicó esa ley no redactada conocida como ‘de la compensación’.

03. ANTECEDENTES DE ÁRBITROS QUE CAMBIAN DE DECISIÓN Nadie olvidará el gol anulado a Francia frente a Kuwait en España ’82. Era el minuto 80 y los franceses se imponían 3-1. Alain Giresse consigue el cuarto gol de ‘les bleus’ y de repente el jeque multimillonario Al-Ahmad Sabah, ataviado con túnica y turbante, se baja del palco e invade la cancha, habla de manera airada con el árbitro ruso Stupar exigiéndole la anulación del gol, aduciendo que la defensa kuwaití había escuchado un silbato. Tras diez minutos de dimes y diretes, el árbitro decide anular la conquista que no cambió la historia del partido pero se presume que engrosó alguna cuenta bancaria.

04. ANTECEDENTES A NIVEL NACIONAL Recuerdo dos casos. Octubre de 1995, clásico Alianza-U en Matute. El marcador igualado 0-0. ‘Loverita’ Ramírez centra para Waldir Sáenz pero el balón es interceptado por el defensa Pepe Espinoza. Alberto Tejada, nuestro árbitro más prestigioso en esa década (nuestro último silbato presente en una Copa del Mundo, la de USA ’94), cobra penal a pesar que el linesman Yuri Pineda levanta el banderín aduciendo que no hubo mano. Hecha la consulta, Tejada se retracta y se desencadena una trifulca dentro y fuera de la cancha que obliga a suspender el partido por falta de garantías. Después de esa tarde, Tejada —que ese mismo año había convalidado un gol de Tulio con la mano frente a Argentina por la Copa América— no volvería a ser el mismo y se retiraría para proseguir su profesión de urólogo y fungir por un tiempo como alcalde de San Borja. Año 2005, se enfrentan Sport Boys y Sporting Cristal. Minuto 42, un jugador celeste patea al arco, el arquero manotea el esférico y logra despejar, sin embargo el linesman ve gol y corre al medio campo. El árbitro Víctor Hugo Rivera se muestra dubitativo pero convalida el tanto. La gente del Boys reclama y el colegiado accede a recurrir a un camarógrafo que grababa el partido y verifica a través del vídeo que efectivamente la pelota no ingresó y revoca su decisión. El colegiado, a pesar de justificarse al decir: “la justicia estaba de por medio”, fue suspendido por ir en contra del reglamento.          

05. USO DE LA TECNOLOGÍA PARA IMPLANTAR JUSTICIA La historia del fútbol tiene muchos resultados de escándalo. La final de Wembley 1966, el gol de Víctor Espárrago a la Unión Soviética, la ‘mano de dios’ de Maradona, etc. Muchos críticos, federaciones, países, clubes, representantes, etc., exigen a la FIFA que se implante la tecnología, que exista la posibilidad de recurrir al videotape —del cual el peruano Rivera fue un adelantado— para despejar dudas y se produzcan resultados más justos. En pocas palabras: hacer del fútbol una disciplina más pulcra. Se ha sugerido también contar con dos réferis en vez de uno, lo que podría generar discusiones bizantinas como se ve en el béisbol. Sin embargo la FIFA no atraca, por un argumento esgrimido por Joao Havelange, presidente de la entidad entre 1974 y 1998: “Si el fútbol se vuelve perfecto, se muere”, aduciendo a que los resultados polémicos y discutidos por largo tiempo hacen del balompié un deporte ‘vivo’ y el más apasionante de todos. Quizá tenga razón, pero se olvida que las injusticias duelen y se traen abajo trabajos que a muchos les cuesta bastante. Pienso que sería bueno utilizar la tecnología a nivel experimental en algún mundial sub-lo que sea para ver cómo le va al fútbol. Si se gana en justicia o se pierde en interés.

06. COMO PUNTO FINAL: ¿FUE O NO FUE GOL? Todos los aliancistas aducen al unísono que el gol del empate en el minuto 92 estuvo mal convalidado, que el árbitro es un ratero hijoputa, que los chilenos lo amenazaron de muerte cuando lo arrinconaron, le arrumaron un fajo de verdes, etc. He visto varias veces la jugada, he leído los puntos de vista de peruanos y chilenos y honestamente no la tengo muy clara. Los peruanos sostienen que el off-side se cobra desde el momento en que Seymour dispara y es cierto que hay dos ‘chunchos’ adelantadísimos. Los chilenos aseguran que esos dos jugadores no intervienen en la jugada —los aliancistas dicen que obstaculizaban la visión de Forsyth— y que el gol fue válido porque la pelota golpeó en la chimba de Édgar González, es decir fue un legítimo autogol. Ambos argumentos tienen base, pero igual Vera la cagó al invalidar y luego retractarse. Esas situaciones solamente le pasan a Perú y a Alianza.

07. ÚLTIMA REFLEXIÓN SOBRE ALIANZA EN LA COPA Nuestra mejor presentación en Libertadores en 32 años. No tengo el dato, pero sospecho que con sus siete goles anotados, José Carlos Fernández sea el goleador de los blanquiazules en una sola edición de Copa. El uniforme  ‘cruzado’ que Alianza lució en esta Copa es de putamadre. Más allá de cábalas, debería quedar oficializado como uniforme para partidos internacionales. Lo del  ‘zorrito’ Aguirre fue flor de una noche, el partido frente a Estudiantes lo recordará como el partido de su vida. Universitario se fue invicto de la Copa, cuidando su poto peor que monja de claustro y al final fueron eliminados por penales. Alianza apostó por un juego vistoso y ofensivo y si bien ambos cayeron en la misma instancia, propusimos más y eso genera más respeto a nivel continental.

1 comentarios:

Eric dijo...

y loco que excelente reflexion, yo tambien soy aliancista a muerte y justo escribiste lo que yo tambien pensaba te recomiendo que chequees el video del portal de peru21 hi hacen un video de los errores del arbitro. ahhhhh y lo poer de ayer fue los comentaristas de fox debieron colocar comentaristas neutrales no chilenos, estaban bien los argentinos. un abrazo y felicidades por tu columna